Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

Les gustaría que nuestra pagina sea una red social donde puedan compartir conocimientos?

100% 100% [ 2 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Siguenos en twitter!!
Medstudents Unicah

Crea tu insignia

Leyendo las enfermedades en la literatura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leyendo las enfermedades en la literatura

Mensaje por Medstudents UNICAH el Noviembre 21st 2011, 10:01 pm

Una lectura de la enfermedad… desde Shakespeare






Diversos tratados médicos describen, durante el siglo XVI, el Mal Francés, denominado ‘the great pox’ en inglés para distinguirlo de la viruela, ‘the small pox’. La palabra ‘pox’ deriva del anglosajón, su empleo usual era el de pústula o grano, pero al aparecer la sífilis en Inglaterra, la palabra se resignifica para designar la enfermedad.

El modo de aproximarse a la enfermedad en esa época era esencialmente moralizante y enfatizaba la necesidad de la castidad premarital, la monogamia y la fidelidad. Así, la nueva plaga no se limita a afectar la salud, sino también las relaciones sociales entre los sexos, como bien se documenta en diversos escritos de Shakespeare. En ese entonces, un 10% de la población londinense acudía con frecuencia al teatro, número que supera al de hoy.

Dado el contexto dramático en que aparecen las enfermedades, no se exige a la representación que sea precisa e irrefutable desde el punto de vista patológico pero, a su vez, en ese entonces la entidad clínica de la enfermedad era distinta a la que se conoce hoy en día. Falstaff es un personaje de Shakespeare que figura en cuatro de sus obras e implica, en términos freudianos, el principio de placer y, e sentido amplio, los placeres terrenales y a la vieja y feliz Inglaterra.

En la obra Enrique IV, aparece en la primera parte como una persona alegre y luego deviene en un personaje sifilítico y gotoso que declama que “el hombre no puede separar la vejez de la avaricia, como no se pueden apartar los miembros jóvenes y la lascivia; pero la gota embrutece la una y la sífilis destruye a los otros… ¡la sífilis sea de esta gota, o la gota de esta sífilis! (…) Un buen talento debe hacer uso de todo: tornaré mis enfermedades en provecho propio”.

Shakespeare retoma una idea muy en boga en su tiempo, la del vínculo entre la sífilis y la prostitución, como cuando Ariadna dice “Pues si los dos no formamos sino una sola carne y tú eres infiel, el veneno de tu carne se comunica a la mía y quedo prostituida por tu contagio. Guarda, pues, noble alianza y fidelidad a tu lecho legítimo, y yo viviré sin mancha y tú sin deshonor”.

También habla de síntomas, como la gordura y la hinchazón, y se refiere al tratamiento de la enfermedad, el “baño hirviente, que todavía prueban los hombres como un remedio soberano contra determinadas dolencias”. Si bien en la figura de Falstaff es en donde más se apiñan de forma concentrada las imágenes relacionadas con la enfermedad venérea, muchas otras referencias pueden hallarse en sus obras, especialmente en Hamlet, Troilo y Cressida y Como gustéis.

avatar
Medstudents UNICAH
Admin

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 01/06/2011

Ver perfil de usuario http://medstudents.forumotion.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.