Conectarse

Recuperar mi contraseña

Sondeo

Les gustaría que nuestra pagina sea una red social donde puedan compartir conocimientos?

100% 100% [ 2 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Siguenos en twitter!!
Medstudents Unicah

Crea tu insignia

Sexualidad: cuando a ellos les "duele la cabeza"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sexualidad: cuando a ellos les "duele la cabeza"

Mensaje por Medstudents UNICAH el Febrero 3rd 2012, 9:18 pm

Por mito sociocultural, imposición familiar o puro machismo, los hombres dicen estar siempre dispuestos a tener relaciones sexuales, pero ¿es tan así? Infobae.com habló con un especialista sobre las excusas que ponen ellos para evadir la intimidad Desde el más joven hasta el más grande, todos los hombres suelen jactarse de sus cualidades amatorias en cuanta reunión de amigos tengan oportunidad. Pero sábanas adentro, muchas veces las cosas no son tan así.
Es que, desde los 21 años hasta los 80, hay hombres que sufren de disfunción eréctil, aunque muchas veces prefieran hacerse los distraídos, so pena de erosionar hasta límites irreversibles su relación de pareja.

Para saber cómo encarar el problema a tiempo, Infobae.com entrevistó al doctor Fabián Gómez (MN 135992), médico urólogo y asesor científico de Boston Medical Group para la Argentina.

¿Qué tan cierto es eso de que los hombres están siempre dispuestos a tener relaciones sexuales?

Los hombres no están siempre predispuestos. Esto no admite discusión.

Lo de estar siempre predispuestos es un mito socio cultural y educacional. Así nos enseñaron nuestros padres que les enseñaron los abuelos, pero no es que estemos siempre dispuestos a tener relaciones.

Lo que ocurre es que como el hombre no va a permitirse usar el mismo argumento de la mujer piensa otras estrategias.

¿Qué excusas suelen poner?

Una de las estrategias es hacer parecer que la mujer es la que no quiere, por ejemplo, tratarla de manera fría y distante, como para que sea ella la que no lo “busque”, o bien evitar los tiempos en que la mujer se acuesta y llegar a la cama cuando está dormida.

¿Cuáles pueden ser las verdaderas causas de la falta de deseo?

Es absolutamente impensado que una persona, sea hombre o mujer, esté siempre absolutamente dispuesta a tener relaciones.

Hay hombres que padecen disfunciones sexuales y como no quieren tratarlo, lo evitan. Es un mecanismo de defensa evadir lo que les hace mal y usa otras estrategias para evitar el sexo.

Aunque no siempre se trata de una disfunción. Y dado que el hombre (tal como la mujer) es un ser social que padece todas las situaciones que vive, quizá simplemente puede no haber tenido un buen día en el trabajo. O, lo más grave, que se haya perdido el fuego en la pareja y no es que no tenga ganas sino que no tiene ganas con su mujer.

Esta situación debe implicar mucho diálogo porque hace que la pareja se enoje, o piense que la engaña.

Así es que la comunicación será elemental para saber qué le pasa a su marido y qué lo lleva a no tener tanto deseo.

¿Cuáles son las causas de la disfunción eréctil?

Hay pacientes con disfunción desde los 21 años hasta los 80 y pico.

Básicamente, y a grandes rasgos, de acuerdo al grupo etario al que pertenezca el hombre será diferente la causa del problema.

Así, por ejemplo, en pacientes de más de 50 años fumadores, con antecedentes diabéticos o hipertensos, se tratará de una causa orgánica ya que estas patologías afectan el sistema arterial y el pilar de la falta de erección es un problema vascular.

Respecto a los más jovencitos hay un problema cultural. De chicos nos enseñaron a ser el macho argentino, pero lo que no nos enseñaron es a vivir en esta sociedad donde las parejas tuvieron experiencias anteriores, que le permiten a la mujer comparar tamaño, rendimiento, etc. y lo peor que le puede pasar al macho argentino es que lo comparen.

Así es que la angustia o ansiedad que sienten los jóvenes al momento de enfrentar la próxima relación muchas veces hace que fallen.

Son las malas experiencias anteriores las que encienden la señal de alarma en el hombre, que siente que su actividad es comparable y en esa comparación puede perder.

¿Cuándo la falta de deseo puede ser normal por el cansancio y cuándo se debe consultar al médico?

Lo que se debe tener en claro es que el momento de realizar la consulta tiene que estar determinado sobre la base del placer y la satisfacción que provoca la propia relación sexual.

Si la relación no es la que genera placer debe consultarse para que un especialista brinde los parámetros normales y me tranquilice.

La mejor vara de medición es respecto a cada uno y en función de eso consultar.

¿Cómo debería reaccionar la mujer para no herir aún más la sensibilidad de su pareja?

En el caso de las parejas estables es importante entender que el problema es de ambos. A modo de ejemplo siempre cito a mis pacientes que si vamos de vacaciones en mi auto y se rompe los dos nos quedamos en la ruta, en la sexualidad pasa lo mismo.

Lo que nunca se debe perder de vista es la importancia del diálogo, ya que a menudo las parejas monologan. El diálogo implica saber qué pasa, qué les está pasando. Pero al momento de encarar el problema, hay que tener fuerza para bancar la respuesta.

Es por eso que muchos prefieren no hablar de cosas que tal vez no quieren escuchar.

La mujer debería acompañar a su hombre a la consulta porque ella también puede aclarar mitos.

Desterrando mitos

Por una cuestión física, orgánica y hormonal el hombre es diferente a la mujer. Por lo tanto, esa diferencia hace que seamos diferentes en la sexualidad.

Por ejemplo, en las generalidades el hombre necesita más frecuencia sexual que la mujer, pero “hablar de sexualidad es un tema que aún les cuesta a ambos, por eso muchas veces se llega a la insatisfacción”, remarcó Gómez.

“Fundamentalmente, lo que tienen que entender los pacientes -insistió- es que el sexo es un acto absolutamente placentero y que la penetración es una parte más, que si bien es la principal no es la única”.

Así es que consideró que “si se logra entender que si bien la penetración es lo principal hay un montón de cosas que hacen a la cuestión y, mientras la pareja esté de acuerdo, ser amplios en lo sexual será de gran ayuda”.

“Cuando uno suma todos los condimentos, desde masturbación, hasta juguetes se van a dar cuenta que la penetración es una parte más”, reflexionó el especialista, quien sintetizó: “Hay un cliché que asegura que la relación sexual es besos, caricias, sexo oral, penetración y orgasmo, pero ¿dónde está dicho que es así? En el medio puede haber un montón de situaciones que hagan que el sexo tenga otro color“.

Y para finalizar, dio, casi, la receta del éxito: “Si al amor se le agrega la habilidad de poder ponerle sazón a la relación, eso hace que pueda ser placentera, duradera y no hará falta que ninguno de los dos busque afuera de su hogar lo que no obtienen en su compañero”.
avatar
Medstudents UNICAH
Admin

Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 01/06/2011

Ver perfil de usuario http://medstudents.forumotion.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.